viernes, 19 de marzo de 2010

Guía Turística de Milán y su Gastronomía


¿Son el arroz y los quesos tus comidas favoritas? Si la respuesta es “sí”, Milán es una ciudad especialmente pensada para ti. La cocina tradicional milanesa está confeccionada a base de platos simples, pero deliciosos. Por otro lado, la pasión de Milán por la moda se extiende a la mesa: la ciudad está llena de restaurantes donde se sirven las últimas tendencias culinarias. Encontrar un restaurante donde pasar una noche agradable, en un ambiente íntimo, con un servicio impecable y la mejor comida, no es difícil en Milán.

La comida italiana tiende a ser profundamente regional. Cada ciudad tiene su propia firma y sus propios ingredientes. Aún así, Milán se ha visto influenciada por la afluencia masiva de trabajadores del auge industrial, por lo que tiene influencias de Sicilia y de la Toscana. Aún así, la cocina milanesa tiene su propio sabor distintivo.

A diferencia que en otras regiones italianas, en Lombardía prefieren acogerse a una costumbre del norte de Europa a la hora de cocinar: usan mantequilla en lugar de aceite, lo cual otorga un sabor especial a sus platos. El famoso estilo “a la milanesa”, típico de esta ciudad, está basado en un rebozado de huevo y pan y queso rallados y todo esto salteado con mantequilla.

Su plato más popular es el Rissotto, casi siempre cocinado con carne. La pasta es muy popular también. Normalmente se prepara al horno o rellena de carne o queso. Los milaneses tienen debilidad por los quesos, que suelen servirse en puddings, postres o cremas. Otra especialidad muy popular es el Osso Buco, casi siempre acompañado de Rissotto. La carne es muy común entre los menús, especialmente la ternera y el cerdo. También suelen comer pescado, especialmente trucha y lucio, que se pescan en los numerosos lagos del norte de Italia. No olvides probar la "cassouela", un plato hecho a base de diversas zonas pobres de carne de cerdo como cola, las costillas, la piel, los pies y las orejas, cocido con repollo verde y otros vegetales.

Finalmente, el Panettone es un pan dulce con pasas de uva, limón y anís, proceden de la zona de Milán, pero consumido en todo el país. Se trata del pastel típico de Navidad, aunque no hay nada que impida a los turistas comerlo de postre en cualquier otra época del año. Otro postre típico es la Torta di tagliatelle, una tarta dulce hecha de pasta de huevo y almendras.

Las pizzerías son muy populares en la ciudad. Las pizzas se preparan al horno de leña, dándoles un delicioso sabor ahumado. Algunos de estos restaurantes tienen manteles de papel (típico en la región) y para que los pintes con lápices que ellos mismo te regalan y te entretengas dibujando mientras esperas por tu pizza.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu comentario u opinión

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More