martes, 22 de diciembre de 2009

Hierbas, Especias y Condimentos...

Desde tiempos muy remotos la humanidad utiliza hierbas, especias y condimentos muy diversos para numerosos fines. En la cocina, las partes delicadas de las hierbas como las hojas y flores se clasifican como hierbas, mientras que los extractos aromáticos secos, semillas y raíces se conocen como especias. El secreto de la cocina está muchas veces en saber emplear la cantidad exacta de condimentos, sin cargar demasiado los alimentos.

La mejor manera de conocerlas es cocinar platos que contengan únicamente una hierba o una especia, para aprender cómo interactúa con los diferentes alimentos; observe cómo su sabor se intensifica al cocinarlas y descubra si realmente le gustan. Se han utilizado hierbas para elaborar infusiones mitigadoras de dolores e incluso para la preparación de pociones mágicas.

También es posible cultivar hierbas frescas en una maceta.

Para conservar las hierbas aromaticas siga esta sencilla indicacion: lave bien las hojas frescas, envuélvalas en toallas de papel húmedas, y refrigérelas hasta por una semana.

Si se desea guardar las hierbas troceadas o en polvo, se separan los tallos de las hojas una vez secas y se desmenuzan sobre un papel o cuenco. Luego se envasan. Esta operación resulta muy fácil cuando la hierba está bien seca, para lo cual los plazos son muy variables; algunos requieren semanas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu comentario u opinión

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More